Detective Privado Venezuela - Productos, ofertas, noticias

Artículos

Detective Privado Venezuela

hace 2 meses

¿Qué hace falta para ser un buen deductor? Ésta es la primer pregunta que nos hacemos aquellos quienes queremos imitar el método lógico-deductivo de Sherlock Holmes. La respuesta es simple en términos de conceptos, pero muy compleja en lo que respecta a la aplicación de los mismos.

 

Ya se ha hablado acerca de la observación, aquella facultada por la cual somos capaces de interpretar aquello que estamos viendo, de relacionarlo con su entorno, pero sólo limitándonos al mismo, es decir, sin cometer la falta de crearle a cada evento un entorno. La clave de la deducción radica en la forma en la que observamos las cosas y, acto seguido, mediante procesos lógicosm las interrelacionamos.

 

Dicho esto, se plantea una nueva pregunta: ¿Cómo relacionar elementos con su contexto? Aquí es donde nuestro poder de raciocinio juega un papel fundamental: la clave es saber localizar aquellos elementos comunes que posee un evento, y considerando un marco de probabilidades, establecer una conclusión deductiva.

 

Aclarado este tema, podemos abarcar el uso de la deducción a lo cotidiano, tal cómo detalla el título de la entrada. Para ello, vamos a analizar algo "básico" como el análisis de una persona, cómo determinar las características de una persona sin la necesidad de conocerla.

 

Existen rasgos característicos en las personas, distintivos en lo particular, que pueden ser indicadores muy precisos acerca de la personalidad y la conducta de una persona, que se ven reflejados en su aspecto físico. Antes de comenzar con el análisis, es prudente aclarar que ningún razonamiento va a estar sujeto a discriminación, es decir, el análisis va a ser llegar a la verdad